viernes, 18 de noviembre de 2011

TANGOS DE GARDEL


La mujer que me besa a diario,

no es una diosa inventada por hombres.

Ella es real, vital, imán, a veces letal, siempre leal.


La mujer que me besa a diario,

llena estancias con su presencia,

dibujando los mapas de mi consciencia.


Cada mañana al despertar en silencio,

oigo la música de su latido

besando sus labios adormecidos.


Para mañana, ya es tarde,

hoy nuestros pulsos,

bailan tangos de Gardel.

2 comentarios:

amparito dijo...

Precioso de verdad
Afortunada musa la tuya
Besos,
Pi

Nico dijo...

Gracias Amparo, besos.....

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Photos by Don French